hotel romantico a Venezia


Eventos

Venecia atrae a turistas de todo el mundo, no sólo por su espectacular belleza sino también por algunos eventos de importancia internacional, como la Bienal y la Muestra Internacional de Cine, por no hablar del Carnaval, período durante el cual es sumamente difícil encontrar alojamiento. Por este motivo, si está interesado en una estadía en la ciudad en coincidencia con alguno de estos eventos, le aconsejamos que reserve con una anticipación de al menos 1 o 2 meses, en el hotel o Bed-and-breakfast de Venecia que haya elegido.

 

Carnaval de Venecia: febrero, marzo.

Es una fiesta de carácter desenfrenado y jocoso, con orígenes antiguas que, inicialmente, duraba mucho más tiempo: del 26 de diciembre hasta el día de las Cenizas.

En el pasado, cumplía una importante función social: la de crear una temporánea válvula de escape para las masas que, presionadas durante todo el año por la rigidez del Dogado, podían vivir una apariencia de libertad, enmascarándose y festejando día y noche durante ese período.

En los "campi" (plazas) y la Plaza San Marcos se organizaban espectáculos y representaciones, sobre todo jueves y martes larderos, días culminantes del Carnaval. El período de máximo esplendor de la fiesta fue en el siglo XVIII, cuando comenzó a atraer viajeros provenientes de toda Europa. Para responder a la gran exigencia de máscaras, nacieron los "maschereri": verdaderos artesanos del disfraz, que creaban para la ocasión máscaras de cartón piedra y pesados mantos de terciopelo. La máscara más popular era, sin duda, la Bauta: disfraz unisex, compuesto por un sombrero con tricornio negro, una máscara de cartón piedra blanca, que dejaba descubierta la boca -ideal para beber y comer- y un pequeño manto negro.

Aún actualmente el Carnaval se festeja al aire libre en ocasión de espectáculos públicos y en las suntuosas fiestas privadas organizadas en los palacios venecianos. Se caracteriza por una atmósfera de eufórico abandono y la ingente presencia de turistas, con o sin máscara. El Carnaval veneciano posee también sus dulces oficiales: "fritole" (buñuelos) y "galani" (chiacchiere: otro dulce frito típico de carnaval). Las "fritole" pueden prepararse sólo con pasas de uva y piñones (venecianas), o con un sustancioso relleno de crema o sambayón.


La Bienal de Venecia: junio - noviembre

La primera Bienal de Arte de Venecia se inauguró en 1895, después de la construcción del Palacio de la Exposición en los Jardines de Castello: el Pabellón Italia.

En 1910, en la Bienal se expusieron las obras de grandes artistas internacionales como Klimt y Renoir, y se organizaron los primeros pabellones nacionales, destinados a multiplicarse en el curso de los años hasta abarcar casi todos los países del mundo.

En 1948 -después de la Segunda Guerra Mundial- la Bienal volvió a abrir sus puertas en gran estilo, con obras de Chagall, Klee, Magritte y una retrospectiva de Picasso presentada por Guttuso.

En 1980, se instituyó el sector Arquitectura, que ocupa el espacio de las Corderías del Arsenal. Sucesivamente, la Bienal Arte y la Bienal Arquitectura se alternaron año tras año, permitiendo a una y otra exponer utilizando todos los espacios a disposición, desde los Pabellones de los Jardines al Arsenal.


Fiesta del Redentor: el tercer fin de semana de julio

Como para la Virgen de la Salud, esta fiesta tiene origen en un voto: en 1576 durante la primera pestilencia, el Doge hizo construir una iglesia dedicada al Cristo Redentor para superar el flagelo que se abatía sin tregua sobre la ciudad.

Un año más tarde -el 13 de julio de 1577- la pestilencia acabó y el Senado decidió instituir una fiesta ciudadana el tercer domingo de julio de cada año. La Iglesia del Redentor fue construida en la isla de la Giudecca y, en ocasión de la fiesta, fue construido un puente provisorio para conectar las Zattere (balsas) a la Giudecca, que desde entonces cada año se vuelve a montar y desmontar. Pero el Redentor no es solamente una fiesta religiosa: mientras que el domingo es dedicado al peregrinaje a la iglesia y la función celebrada por el Patriarca, el sábado de noche tiene otro carácter. En el espléndido escenario de la Bahía de San Marcos, se organizan sugestivos fuegos artificiales ubicados en las balsas que iluminan la Bahía con miles de colores. Los venecianos suelen esperar los fuegos en sus embarcaciones ancladas en el medio de la Bahía, llevándose comida y bebida, resistiendo hasta las 22.00 aproximadamente, cuando las primeras explosiones anuncian los fuegos.


Muestra Internacional de Cine de Venecia: agosto - septiembre

Todos los años, el Lido de Venecia se ilumina con los reflectores de todo el mundo y se transforma, durante 10 gloriosos días, en el corazón de la mundanería.

La Muestra Internacional de Venecia nace en 1932, también gracias al estímulo del Conde Volpi di Misurata, presidente de la Bienal de Venecia en esos años. Después de la pausa forzada, debida a la Segunda Guerra Mundial, la Muestra del Cine recomenzó en 1946. En esos años caracterizados por el neorrealismo, precisamente en Venecia se proyectaron por primera vez obras de arte como "Paisà" de Roberto Rossellini (1946) y "La tierra tiembla" de Luchino Visconti (1948). Las ediciones sucesivas vivieron una notable expansión internacional del Festival, primero a nivel europeo y después incluyendo países como Estados Unidos, Japón e India en la competición. En los años Sesenta, la Muestra se vuelve el trampolín de lanzamiento del cine inglés free y de la nouvelle vague francesa, consagrando ulteriormente su rol de Festival Internacional.

Entre polémicas y cacería de autógrafos, la Muestra sigue siendo un evento que atrae a muchos visitantes -ilustres y no- de todo el mundo, y envuelve con una atmósfera mágica e irreal el Lido de Venecia.


Regata histórica: el primer domingo de septiembre

La Regata histórica es una de las fiestas tradicionales de Venecia más sugestivas y espectaculares.

Nacida en la primera mitad del siglo XIII, esta competición representa desde hace siglos un evento sumamente esperado por todos los venecianos. Se trata de un desfile de embarcaciones históricas típicas del siglo XVI -con la tripulación vestida con los trajes de la época- guiadas por el Bucintoro, la característica barca de representación de la Serenísima. Después del desfile, se realiza una competición a lo largo del Canal Grande, seguida por venecianos apasionados y turistas extasiados.


Fiesta de la Salud: 21 de noviembre

El 21 de noviembre de cada año, se festeja en Venecia la Virgen de la Salud, para recordar la liberación de Venecia de la terrible peste que en la primera mitad del siglo XVII afligió a la ciudad. Esta sugestiva fiesta popular tiene como fulcro la Basílica della Salute, a la que los fieles concurren en peregrinaje desde toda la ciudad, cruzando el puente provisorio construido para la ocasión con balsas de madera, que atraviesa el Canal Grande y une la zona de San Moisés y de Santa María del Giglio con la Basílica. El día de la fiesta se organizan frente a la Basílica puestos con todo tipo de dulces y venta de velas, que se encienden en la Iglesia para auspiciar buena salud a parientes y amigos.

Autor: NOZIO